Archivo para 30 junio 2007

Corrección de mi playlist

Escribo esta breve entrada para decir que mi playlist ya no se reproduce automáticamente. La verdad a mi también me molestaba, pero esperaba a que alguien se quejara (gracias Sejo). Le cambié el formato para que las canciones puedan ser “más visibles”. Aprovecho para agradecer por sus comentarios y espero sigan con recomendaciones y observaciones.

"me formaré…mañana"

He escuchado bastante acerca del iPhone, y admito que es una maravilla, y pues, tomandoen cuenta a mi posición como consumidor, la falta de 3G no es gran cosa, pero le pudo haber ayudado a llevarlo un paso más allá para un público ejecutivo que muchas veces tendrá más posibilidad de pagarlo.
Admito que tampoco me cautivó ni busqué mucha información acerca de este juguete, pero es algo por lo que vale la pena ahorrar [6,600 morlacos aproximadamente para los 8 Gb (quizás me equivoque, pero entienden el punto), en nuestra moneda, sin contar futuros gastos de importación]. ¿A quién no le gustaría esta cosa?
Continuando, me dediqué a ver los vídeos de C NET TV (a los cuales respeto bastante y tomo a consideración para saber a cerca de la tecnología) para tener una revisión profesional acerca de esta cosa. Antes de continuar con el sarcasmo algo crudo acerca del iPhone, quiero decir que el trabajo de C NET TV es ser lo más imparciales dentro de lo posible y lanzar críticas duras, pero aún así, este grupo de profesionales, junto con un servidor, nos sentimos atraídos por el iPhone (aceptémoslo, es adorable).
Lo primero que vi fue un comentario general acerca del iPhone, resaltando sus cosas positivas y marcando algunas cosas que han implementado compañías como Palm (compañía a la que por cierto, no se le da mucha esperanza de vida) sí han implementado, lo cual es algo decepcionante, pero con un iPhone en las manos, nunca te quejarías realmente. Lo siguiente fue un show llamado “Out of the box”, dedicado en esta ocasión al iPhone (obviamente). Este show de 10 minutos característico de C NET TV analiza un poco al empaque como pretexto para checar todo lo que viene incluido además de tintes humorísticos. Para el “out of the box” del iPhone, primero se observó la elegante caja en la que viene empacado (admito que es sobria y agradable a la vista), y admito me reí un poco cuando en referencia al color negro de la caja dijeron “¡y se viste como Steve Jobs!”. Claro que el comentario es insulso, pero es humor gringo. Mencionaron lo que venía incluido, favoreciendo a la parte estética y con muy pocas críticas negativas en general.
Lo siguiente fue un reportaje acerca de la fila, preguntando a la gente si votarían por el iPhone si se postulara para presidente. No faltó quien dijo que sí, otros dijeron que no por la falta de 3G o la falta de experiencia política del iPhone. Entre entrevista y entrevista, un hombre que pasaba por ahí habló de manera sabia: “no acamparé, me formaré…mañana”. Otro tipo sacó de su bolsillo un aparato muy pequeño con lo que parecía ser una calcomanía que emulaba la GUI del iPhone, diciendo las palabras que intento citar a continuación: “this is the iPhone nano, and there’s also de iPhone shuffle, which calls your friends randomly. It’s pretty cool”. No pude evitar reírme por mucho tiempo al escuchar ese comentario; me pareció sencillamente genial, pese a ser una estupidez.
Lo siguiente que vi fue un par de videos, cada uno con un top 5 acerca del iPhone, sólo que uno era acerca de las peores cosas y otro acerca de las 5 razones para amarlo. El primero criticaba la falta de 3G, el precio junto con un contrato de 2 años (muy largo para la tecnología de hoy en día) y otras cosas que a las masas no parecen importarnos, mientras que el segundo vitoreaba el hecho de que fuera un iPod+teléfono, los 3rd party apps. y un par de cosas más, pero lo que principalmente llamó mi atención y me hizo reír bastante fue el primer lugar de esta última lista “5 reasons to love the iPhone”. Para esta posición ya se habían mencionado las mejores cosas, así que había expectativa, pero en lugar de dar una razón contundente, se usó una fuerte carga de ironía para decir que la mejor razón para comprar un iPhone era “because it’s pretty. It’s so nice and shiny that you want to lick it”. Se dijo que qué importaban las otras funciones cuando es algo tan bonito, valiendo la pena comprarlo sólo para verlo.
Este último comentario me pareció muy controversial, ya que tiene su parte de verdad, pero también me invitó a reflexionar un poco respecto al impacto que tiene un objeto así en nuestra sociedad, dejándonos llevar por un ambiente superficial y a la vez cálido, funcional y práctico, pero que nos conduce a la evasión de análisis concretos acerca de el qué está pasando con nosotros. Considero gracioso el que un montón de personas dejen de sus empleos, o desaprovechen tanto tiempo que podría enfocarse a cosas más útiles para acampar en medio de una urbe para obtener un bonito aparato con funciones divertidas y una GUI atractiva, pero lo gracioso se acaba cuando pienso en la autoestima de esos sujetos. Para estos momentos ya están tranquilos y felices, por haber sido los primeros de EUA en haber adquirido un iPhone; ese es el valor que se dan a sí mismos, eso son ellos. Me imagino que es triste saberse como un perdedor que lo único que puede hacer para recibir atención y reconocimiento es ser el primero en comprar algo, aunque eso es mejor que tratar de sobresalir por ser el primer hombre en haberse metido por el culo una peligrosa cantidad de escorpiones u otra pendejada por el estilo.
Cerraré con una conclusión que nada tiene que ver con lo que comencé en esta entrada (ja, como si me importara una mierda). Admitamos que nos agrada el iPhone; es genial, y revolucionario, pero creo que dedicar tanto tiempo a un objeto para valorarte a través de él, va más allá de ser ocioso: es una falta de respeto a la dignidad humana. El tipo que mencioné más arriba muestra un buen equilibrio: admite que se formará y lo comprará, pero otro día, cuando pueda estar cómodo como cliente, y sin prisas, respetándose a sí mismo.

Sociedad; el futuro de hace 10 años

Tenía tiempo pensando en escribir una entrada acerca de como estamos invadidos de sitios de enorme popularidad cuya función varía, pero el objetivo sigue siendo el mismo: acercar a la gente. Me refiero a sitios como You Tube, My Space, Second Life, Last.fm, etc. los cuales nos facilitan el compartir información, desde multimedia, hasta gustos y otros datos personales, todo con el fin de sentirnos escuchados más allá de la comunidad física e inmediata a la que pertenecemos.
Precisamente esto es lo que habló Bill Gates en una entrevista a la revista Playboy en 1994: el futuro de una sociedad conectada por la red que además de buscar información buscara la constante retroalimentación de aspectos mucho más personales, creando un auge de comunidades en linea con el fin de compartir. Claro que él junto con los expertos en el tema se equivocaron al afirmar que esto ocurriría entre el 97 y el 99, pero fuera de esta predicción mal planteada temporalmente la que me hizo reflexionar acerca de esta necesidad de contacto con otras personas por medio de la carretera de la información.
No puedo evitar el concepto de que una computadora en primera instancia sirve para hacer las tareas más simples y rápidas, es decir, el punto de una computadora es alejarnos de ella, sin embargo, a medida de que el “acelerar la ejecución y administración de tareas” se ha vuelto una necesidad, nos apegamos más a estas máquinas. Llegamos al punto de que consideramos anticuado el usar “x” versión anterior de un programa o al no estar en “y” red social. Si pudiésemos viajar al pasado para decirle a la gente lo indispensable que es para nosotros ser parte de una enorme comunidad de desconocidos para poder compartir gustos musicales, o escribir a media noche para que un par de amigos lean tu material y lo comenten, probablemente se abrían reído de nosotros (o nos hubiesen acusado ante la iglesia; depende de la época).
No me siento de humor para concluir demasiado hoy, sin embargo, dejaré algo abierto para que opinen. Si una buena parte de nuestra vida social la estamos transmitiendo a un entorno digital ¿nos vemos deshumanizados por las computadoras? ¿o es que esa necesidad de mantener contacto con otras personas está humanizando a las máquinas? Quizás en unos 100 años, cuando las robots nos superen en número, lo descubriremos. Mientras tanto tenemos derecho a especular.

Nuevo

No sé si ya notaron el nuevo link que se encuentra arriba de esta página. Es un enlace a mis fotos de flickr, y me comprometo a sólo subir imágenes creadas por mi, ya sea en paint, freehand o bryce.
Gracias.
Actualizando esta entrada, no puedo resistir el poner mi última imagen, hecha en bryce y paint, la cual surgió por una conversación con Javier.

Disculpen

Me disculpo abiertamente por mi entrada anterior. Sejo, tienes razón, no expliqué bien que quiere decir esta teoría, pero se debe a que interviene un punto que no sé si aclaré adecuadamente. La teoría de la información es una rama de estudio tanto de las matemáticas como de la probabilística (o algo por el estilo) que intenta encontrar las maneras más adecuadas para la transferencia de datos. Para ello se vale de la idea de que la información es una magnitud física, y a partir de ahí comienzan los estudios.
El hecho de que inserté el concepto de entropía no fue tanto como una analogía, sino como una parte importante para el entendimiento de esta teoría, ya que es un concepto fundamental dentro de este estudio, ¿de qué manera? Pues si la materia tiene una tendencia al “acomodo”, entonces, la información, siendo una magnitud física como se plantea en esta teoría, también tienen tendencias probabilísticas a ciertos “posicionamientos” (por decirlo de algún modo). Espero esto haya sido útil, pero prometo que en cuanto entienda un poco más, seré más explícito y extenso respecto a este tema.
Antes de cerrar esta entrada, para no irme sin una aportación nueva, los dejo con dos imágenes más que hice en Bryce. Bajen el programa y verán lo sencillo que es. Por cierto, todas las imágenes que hago en Bryce procuro hacerlas de 1024×768 pixeles por si les late usarlas de wallpaper (lo cual dudo seriamente, pero no está por demás decirlo).

Un poco de información (literalmente)

Primero que nada quiero pedir una disculpa por todos los errores cometidos en mi entrada anterior y también quiero agradecer expresamente a Sejo y Javier por haberme corregido, sin embargo, esta nueva entrada surge gracias al breve comentario de Panda, el cual decía que prefería evitar escribir aquello que le pudiera causar problemas debido a su falta de información. Esta última palabra es sobre lo que pienso escribir esta vez, pero ya que me intento enfocar un poco más a la tecnología, hablaré acerca de la Teoría de la Información. Al igual que la teoría del caos, la teoría de la información es una rama de estudio, en este caso de las matemáticas y la probabilidad. He leído incluso que esta teoría es la que indica que toda la información se puede transferir de manera binaria, pero esto parece sólo funcionar de forma digital, ya que, según entiendo, la información se transmite por medio de frecuencias electrónicas de manera análoga para después pasar a un entorno digital que las traduzca.
Me atreveré a afirmar que la informática se trata de eso: información, su manejo y los procesos adecuados para optimizar su distribución, administración y utilización de un medio digital a un medio análogo y viceversa, con el fin de enriquecer y facilitar la experiencia humana (no cito porque la definición es mía, ya que es un tanto más lírica y menos técnica).

Ahora imaginemos que esta información es una magnitud física: esto es exactamente lo que plantea la teoría de la información. Por supuesto que comprendo muy poco de esta teoría, pero me parece interesante el como se ve a la información: como un conjunto de probabilidades que parten de una emisión para poder llegar a su destino. Aquí entra un concepto llamado entropía, que es difícil de comprender si lo vemos desde el punto de vista de esta teoría. La entropía es un concepto de la termodinámica que en términos simples, podemos definirla como una tendencia hacia el orden más probable de una mezcla. Esto quiere decir que si pones dos fluidos en un matraz, tenderán a distribuirse de manera que se mezclen, dependiendo de sus densidades. Según la teoría del caos, la entropía vendría siendo la tendencia al máximo desorden, ya que si mezclamos (daré un ejemplo en extremo burdo) leche con cereal, difícilmente veremos que la leche se precipite hacia el lado contrario del cereal (aunque claro, todo esto es probabilístico), sino que se mezclaran hasta quedar en cantidades homogéneas de acuerdo con la relación de sus cantidades. Ahora bien, aquí confieso tener una duda: es bien sabido que la termodinámica es difícil de dar como 100% precisa cuando va más allá de lo que pasa en un matraz, pero de ser así, en el caso de la teoría de la información, ¿cómo es posible regirnos por leyes probabilísticas cuando para algo como la informática se necesita tanta precisión de datos? ¿o es que mientras unos teclean otros se tienen que valer de complejas leyes físicas y postulados matemáticos para poder hacernos a todos el trabajo más fácil?
De nuevo dejo una entrada inconclusa, y me comprometo a estudiar más a fondo el tema para después poder explicar un poco más de como es que recibimos y enviamos algo tan elemental, intangible y a la vez sólido como lo es la información.

Software libre

En una era de monopolios disfrazada por accionistas en forma de empresas fragmentadas y presta nombres, algo tan imprescindible y rentable como la industria tecnológica fácilmente tiene a expandirse hasta dejar atrás a empresas pequeñas. Por medio de publicidad nos vemos invadidos de spots de Microsoft, Apple, Symantec, Macromedia, Office, Adobe, sin cortar un sinfín de herramientas que lucen amables hasta que nos piden el número de una tarjeta de crédito. No es por criticar a todos estos desarrolladores privados, pues todos buscan dar un servicio (algunos mejor que otros) y es normal que se nos pida dinero a cambio de un esfuerzo.
Pese a todo esto, hay una especie de entidad inidentificable que lucha por ser escuchada y que la mayoría estamos totalmente dispuestos a apoyar: el software libre. Esto no se debe sólo al beneficio de nuestras carteras, sino que por medio de la utilización del software libre podemos encontrar excelentes aplicaciones y herramientas de trabajo que alimentan el derecho de las personas a programar y difundir sus creaciones. Para apoyar un poco a este tipo de software, comúnmente conocido como freeware (no confundir con shareware, que son tan sólo versiones de prueba limitados a cierta cantidad de horas o usos) listaré unas cuantas herramientas que bien vale la pena checar tan sólo por el hecho de que es algo que se quizo compartir con nosotros libremente.
Empezaré por Ubuntu, que es un sistema operativo en base Linux de código abierto (tipo firefox) lo que amplía la posibilidad de personalización de una manera impresionante. Lo malo es que hay que tener conocimientos de programación que en lo personal estoy dispuesto a aprender con tal de apoyar el freeware. Además, Ubuntu se compromete a que jamás tendrá costo, ni siquiera une versión “extended” o “pro”, pues parte de la filosofía de Ubuntu es dar lo mejor de sus desarrolladores a todo el público posible, con actualizaciones cada 6 meses y con la opción de utilizar betas de prueba para poder ayudar a mejorar este sistema. Nunca he escuchado una queja de un usuario de Ubuntu, y espero pronto poder utilizarlo.
No pueden faltar Firefox y Opera. Ambos excelentes browsers, aunque Opera más rápido y con excelentes características, pero es closed source a diferencia de Firefox, el cual nos deleita con una gran cantidad de extensiones descargables, o bien, si sabemos como hacerlo, personalizarlo con nuestros propios add-on’s.
Sigo con AVG. Symantec, McAfee, Panda (sí, es un antivirus también) y otras compañías invierten dinero en investigación acerca de virus y otros fuckware, pero esto implica una renta anual o mensual por la licencia de las actualizaciones de los firewalls y reperación de nuevos virus. Como respuesta surge el 2° lugar de download.com; AVG free edition, el cual es un excelente antivirus que se actualiza constantemente (cuestión de un par de días) y pese a estar activado casi no ocupa espacio en RAM como Symantec. Es práctico, sencillo y extremadamente útil, pero también cabe mencionar que dentro de esta categoría entran progrmas como Spybot y Ad-Ware 2007, que cumplen funciones su cometido de manera excelente.
Como mención extra, cabe destacar que si no quieres pagar por Photoshop o te sientes culpable de buscar un serial de internet, o simplemente no vas más allá de hacer collages, existe una alternativa llamada paint.net, el cual es un editor de imagen que trabaja por capas, añade efectos, undo infinito, etc. Las ventas son semitransparentes y el programa tiene en general una apariencia muy limpia, aunque se queda muy lejos de photoshop, ya que sí hay lasso tool, pero esta depende totalmente de tu pulso, y las opciones de efectos son limitadas, así como hay que ser cuidadoso en la utilización de capas, lo cual hace al programa algo torpe. ¿Lo bueno? El archivo de instalación descargable pesa 1.7 mb (es en serio), lo cual lo hace una función excelente para alguien sin suficiente capacidad de procesamiento o disco duro, y si editas cosas muy sencillas.
Podría seguir mencionando muchas más aplicaciones, incluyendo algunas web-based como las de google, pero sería extenderme demasiado cuando creo que ya entendieron el punto. Apoyemos el software libre: cada tecleo que damos nos pertenece y tenemos derecho a compartirlo.