Archivo para 10 noviembre 2007

Intentando recordar cómo escribir

Haciendo referencia al título, no es que jamás me haya considerado un experto o un escritor digno, pero me divierte hacerlo y siempre es bueno practicar con cualquier estupidez que pueda venir a la mente de uno, como mi homenaje a Halo 3 en mi anterior blog.
Quiero añadir que me disculpo ante Panda y Sejo por no haber comentado en sus recientes posts (prometo darme el tiempo para hacerlo pronto).
Últimamente he estado analizando de qué manera puedo mudarme 100% a Ubuntu pero sin perder demasiado tiempo. Necesitaré por lo menos dos DVD’s o uno de doble capa para pasar la mayoría de mis archivos y respaldarlos sin mayor problema (la cual me da un poco de hueva), o quizás puedo seguir como ahora y esperarme unos meses a Hardy Heron. Realmente eso no es lo más trascendente en mi vida.
Por cierto, mi amor platónico tiene novio, y no fue nada agradable comprobarlo, ni hablar. Respecto a las mujeres, ya que estoy en el tema, comprobé que en las fotos del EGS si me veo bien pimp, pero lo curioso es que mi madre me apoyó en el hecho de que me haya tomado esas fotos.
Realmente no me siento con muchas ganas de seguir escribiendo para este momento, así que sólo mencionaré dos cosas más:

  • Ya está disponible la versión 0.3 de Songbird (de hecho desde hace un chingo, pero no me había dado el tiempo de checarla). La GUI está bastante mejorada en comparación con el fiasco anterior. Las funciones de música on line siguen siendo excelentes, dándole un significado mucho más atractivo a la idea de la información libre, y a mi parecer, no corre de maravilla pero es considerablemente más sólida que las versiones 0.2.x.x. Corre en los sistemas operativos más utilizados sin diferencias trascendentales entre cada versión. No sustituirá sus reproductores (aún), pero vale la pena checarlo, por el simple amor al open source.
  • Encontré una página con enlaces a todos los capítulos de Avatar que existen a la fecha.La serie es verdaderamente genial cuando empiezas a adentrarte en la trama. La historia se mantiene sólida y divertida, pero a la vez con un grado de complejidad que caracteriza al anime japonés (o por lo menos a muchas de sus series) pero con un atractivo gráfico bastante dináminco y colorido (hecho en Canadá).

Por ahora es todo. Cuando se me ocurra, volveré a aparecer por acá.